El 79140, el Gordo, se vende íntegro en Roquetas de Mar

vídeo

Una joven sonríe con una copia del número 79.140, agraciado con el Gordo. / Efe | R. C.

  • El premio más importante, cantado a las 12.13 horas, cae entero en esta localidad almeriense

  • El tempranero segundo premio, el 12775, salió en el segundo minuto del sorteo

  • Los terceros, cuartos y quintos se reparten por toda España

Los nervios comenzaban a aflorar. El primer premio de este año tenía toda la pinta de seguir los mismos pasos que su hermano de 2014, es decir, esperar hasta la una de la tarde para dar alegría. Pero no. La fortuna quiso que saliera a las 12.13 horas, en el sexto alambre de la séptima tabla. La bolita de los 4 millones de euros la ha cantado Nicol Valenzuela; la del 79140 ha sido gritada al viento con enorme alegría por Lorena Stefan. Las dos han entrado en la pequeña historia de la Lotería Nacional al entrar en el selecto club de niños que han cantado el Gordo de Navidad.

En Roquetas de Mar jamás las olvidarán. La administración 2, situada en la avenida con el mismo nombre de esta localidad almeriense, ha sido la encargada de vender las 160 series de ese número que a partir de ahora es mágico para centenares de personas que pasan por este establecimiento situado en el centro de este pueblo andaluz y enfrente de la Jefatura de la Policía Local.

Además, se da la circunstancia de que este pueblo almeriense reparte por segundo año consecutivo uno de los grandes premios del sorteo más esperado de cada año. En 2014 cayeron 1.375.000 euros a repartir entre Almería capital, Albox, El Ejido y el centro de la alegría de 2015. Es la quinta vez que el Gordo cae en Almería. La primera vez fue en 1896 y recayó en la capital. Hubo que esperar más de un siglo para que el primer premio se acordara de esta esquina de España. Todas en este siglo XXi. El Ejido (2002 y 2012) y Tijola (2007). Además, el Gordo termina en cero por vigesimo primera vez y esla cuarta vez que acaba en 40. Las anteriores fueron en 1827, 1836 y 2000.

Mucho menos hubo que esperar para el segundo premio. Pasaban 69 segundos desde el inicio del sorteo cuando la niña Nazaret Blanco cantaba los 1.250.000 millones de euros que habían correspondido al número 12775.

Eran solo las 9.16 horas y el Salón de Loterías no estaba preparado para una lluvia de millones tan tempranera en la sexta bola del primer alambre y de la primera tabla del sorteo.

El 12775 dejó muy esparcida la suerte del norte al sur de la península. Hasta la provincia de Sevilla viajaron 80 series a la localidad de Osuna y otras 59 se fueron a La Puebla de Cazalla. También se llevó un buen pellizo Roda de Bará, en Tarragona, donde fueron vendidas 15 series de este segundo premio. Alicante capital, Santa Perpetua de Mogola (Barcelona), Luque (Córdoba), Granada, Logroño y Mora (Toledo) fueron agraciadas con una serie.

Empieza a convertirse en una tradición. El tercer premio de la Lotería volvió a ser el más perezoso a la hora de salir y se hizo esperar casi tanto como el año pasado cuando tuvo el honor de ser el premio más tardío de la historia del Sorteo de la Lotería de Navidad -fue la penúltima bola del sorteo-. Este año también ha sido el último premio en salir, pero no fue en la décima como en 2014, sino en la novena tabla cuando los niños del colegio de San Ildefonso cantaban el 05163, dotado con 500.000 euros a la serie, por lo que el poseedor de cada décimo ganará 50.000 euros. Las 160 series de este número, por lo que han repartido un total de 80 millones en el premio, ha sido vendido en Villarrubia De Los Ojos (Ciudad Real), Vilagarcia De Arousa (Pontevedra) Grañen (Huesca), Alaquas (Valencia) Tijola (Almería), Oropesa Del Mar (Castellon).

Cuartos y quintos muy repartidos

El cuarto premio fue el número 52215, dotado con 200.000 euros a la serie, o lo que es lo mismo, 20.000 euros al décimo. La alegría ha invadido el Teatro Real de Madrid a las 9.56 horas de la mañana, cuando las niñas de San Ildefonso Zaida Carbajo Castro y Aroa Patricio Vaquero han cantado la cifra mágica, el tercer premio en salir del día. Y ha sido en el sexto alambre de la segunda tabla.

Este cuarto premio se ha repartido entre distintas localidades españolas: se ha vendido en Alcorcón, Madrid capital (c/ Orense 50), San Vicente del Raspeig (Alicante), Navaconcejo (Cáceres) y las Torres de Cotilla (Murcia). Málaga, Oviedo y Chiva (Valencia) también han repartido este número que muchos no olvidarán. Ha repartido 700.000 euros en San Vicente del Raspeig (Alicante), número vendido en La administración de lotería Manuel de Falla número 8 de San Vicente del Raspeig ha repartido 700.000 euros y la administración Constitución, número 2, de Chiva ha regalado otros 20.000 euros.

Finalmente, los quintos premios empezaron uniendo las dos esquinas de España, de noroeste a sureste, y concluyeron igual. Y entre estos dos puntos repartieron suerte y euros por todas partes. El primero de los quintos premios, ya apuntaba maneras. El 18102, vendido mayoritariamente en Oviedo, también repartió series y dinero en Zamora, Orense, Coruña, Murcia y Benidorm. De punta a punta de España. De los que le siguieron, solo dos se habían vendido en una única administración.

Al 18102 le siguió el 70481, vendido en siete administraciones. Después llegó el 43221, poco reclamado y que solo se colocó en Zaragoza y Getafe. Un diminuto 00943, por su parte, repartió suerte en once administraciones diferentes, y mostró gusto por las capitales de provincia. El 59435 se colocó sobre todo en Talavera de la Reina aunque también premió a los vecinos de Valdemoro. El 51688 rompió la racha de sus hermanos y solo se quedó en El Campello, Alicante. El séptimo quinto, 73867, hizo lo mismo pero en Caldes de Montbui. Sin embargo, el último se abrió de nuevo y alegró tanto a vecinos de Pontevedra como de Aguadulce (Almeria).

Directo